30.3.09

5

Morcillas de chivo (II)

Bien, una vez que tenemos embutidas y atadas todas las morcillas (como hemos explicado en la entrada anterior) las dejamos reposar en el balde o artesa durante unas horas, por ejemplo, si se hacen por la tarde o por la noche se dejan reposando hasta la mañana siguiente.

Para evitar que se pongan ácidas, antes de colgarlas en la cocina de leña, debemos cocer las morcillas durante 15 minutos aproximadamente. Pero antes de ello es importante pasar las morcillas por agua fría y pincharlas con una aguja de lana para evitar, en la medida de lo posible, que la morcilla se reviente al cocer, en esto la calidad de la tripa también tiene mucho que ver.
Una vez cocidas todas las morcillas las ponemos a secar sobre papel de periódico durante unos minutos dándoles la vuelta por una y otra cara. Cuando estén cocidas y secas las llevamos a la cocina de leña donde las ahumaremos durante dos o tres días.

Colgamos las morcillas en un varal, encendemos un pequeño fuego, dejamos que se apague y cerramos la puerta de la cocina para que se ahumen todo el día con el humo del fuego.

Antaño las morcillas se guardaban y conservaban en la cocina de leña todo el tiempo, hasta que se acababan. Hoy en día, existe la posibilidad de congelarlas para que se conserven frescas durante más tiempo (también es más cómodo), y eso es lo que he hecho, después de tenerlas tres días ahumándose las he congelado.
Obviamente, no todo el mundo dispone de cocina de leña, en este caso, después de cocer las morcillas y secarlas se congelan, no es lo mismo pero podremos disfrutar de unas ricas morcillas igualmente.

Después de todo este largo proceso las morcillas ya están listas para ¡comérselas!!!, las volvemos a cocer, esta vez durante 45 minutos o 1 hora y ¡ voilà !!. Este es el resultado final:




5 comentarios:

Xurde A dijo...

Jolín,valla dos entraditas que nos has puesto así de seguio,cada vez que me paso por aquí se me hace la boca agua,parece que las estoy oliendo ahí,en el plato,con sus palillitos...mmmmm!!!.
Un saludo dese el valle de Turón.

Valles de La Tercia y Arbas dijo...

Pues todavía queda alguna en el congelador... así que si te pasas por aquí tas invitao.

Saludos.

JUACO dijo...

Ummmm que pinta!.La verdad es que están "co.....as".Doy fé de ello que ya las he probado.
Una entrada muy sabrosa.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Lunita
UMMMMMMMM QUÉ RICAS...... YO TB PARECE QUE LAS ESTOY OLIENDO DESDE AQUÍ!!!!!!!!
QUÉ RICAS QUE ESTÁN!!!!!!!

Berto dijo...

Excelente manual de instrucciones de como hacer las morcillas,que ricas,sobretodo las "caseras" que son un manjar para los que siempre las han comprado en el "super",en mi casa no faltan,pero a veces duran poco,jajaja,buen post,saludines.

Publicar un comentario

Bienvenido al Blog La Tercia y Arbas.
Gracias por pasarte por este espacio y contribuir a su desarrollo con tu comentario.

Email: laterciayarbas@gmail.com