31.10.08

14

Primera nevada del otoño en Villamanín, Ventosilla y Rodiezmo

Aquí está, al fin (pensé que no acabaría nunca), el vídeo sobre la nevada del pasado miércoles. Sólo aparecen los pueblos de Villamanín, Ventosilla y Rodiezmo porque las condiciones meteorológicas no me permitieron grabar o fotografiar el resto de pueblos de los Valles de la Tercia y Arbas.
Aunque no soy Bertolavid (qué más quisiera yo...) el vídeo me ha llevado mucho curro, así que, aunque solo sea por eso, espero que me caigan unos cuantos piropos y felicitaciones, jejeje.
A ver qué os parece, espero que os guste.

video

29.10.08

5

¡Nieve!!

Mientras que preparo un pequeño vídeo sobre la nevada de hoy, ahí os va un adelanto en forma de fotos dedicadas, sobre todo, a todos los que estais lejos de aquí.

24.10.08

2

Digámosle al PSOE leonés lo que ellos ¿no se atreven a decir?

Desde el Blog La Zorrera, McLera nos anima a enviar correos masivamente al PSOE leonés exigiéndole la retirada del punto 224 incluido en la Ponencia Marco del 11º Congreso Provincial que se celebrará los próximos 15 y 16 de noviembre, y en el cual se puede leer lo siguiente:

"224.- Creemos que la sostenibilidad y el equilibrio en proyectos como la línea de alta tensión Sama-Velilla, se puede conseguir a través de soluciones alternativas como su soterramiento que reduciría así notablemente su impacto visual y ambiental."

Así las cosas, el PSOE leonés continúa con la tónica de las medias tintas: sí pero no, no pero sí, incapaces de dejar de lado las disciplinas de partido y de poner en su boca lo que los leoneses realmente reclaman: la oposición frontal al proyecto de la construcción de la Línea de Alta Tensión Sama-Velilla (OPCIÓN CERO, NO ES NECESARIA). Enviemos, pues , correos masivamente al PSOE de León para decirles lo que ellos no se atreven o no quieren decir.

psoeleon@psoecyl.org

Además, desde este blog, requerimos a la oposición socialista del Ayuntamiento de Villamanín que exijan a su partido la retirada de este punto, pues es momento para clarificar posturas y demostrar que, realmente, se defienden los intereses de los Valles de La Tercia y Arbas.

17.10.08

3

La Historia de las Cosas (The Story of Stuff)

1ª PARTE


2ª PARTE

3ª PARTE


O si preferís verlo del tirón AQUÍ.

13.10.08

7

Problemas técnicos

Desconozco la razón pero desde hace unos días, tanto si uno navega con firefox como si lo hace con explorer, es imposible acceder al blog Valles de La Tercia y Arbas a través del buscador de google (no pasa lo mismo con los motores de búsqueda de yahoo o msn).

Hasta que este imprevisto se ha presentado si uno buscaba en google a través de las palabras claves: la tercia y arbas, blog valles de la tercia y arbas, blog la tercia, etc., o por alguna otra palabra relacionada con el contenido del blog, éste aparecía dentro de las primeras posiciones de dicha búsqueda. Ahora el blog aparece, sí, pero en la séptima página de los resultados de google, y lo peor es que el enlace al blog no funciona!!! (navegando con firefox al pinchar el mensaje que aparece es: "la conexión segura ha fallado", y si, por el contrario, estamos navegando con explorer aparece: "existe un problema con el certificado de seguridad de este sitio web".)

Como dije al principio, desconozco el motivo , por eso si alguien sabe lo que puede estar ocurriendo y cómo puedo solucionar este problema se lo agradecería enormemente.

5.10.08

1

Relato de Josefina Aldecoa para el Colegio Santa María de Arbas

Arbolio es, además del antiguo nombre de los Argüellos, la revista escolar del Colegio Santa María de Arbas. Una pequeña publicación realizada con esfuerzo e ilusión por padres, alumnos y profesores.
El último número de la revista - el número tres - corresponde al curso escolar 2006/2007 y, de entre los numerosos dibujos, cuentos y actividades de todo un curso, rescato - con el previo consentimiento de sus realizadores - un texto de la escritora leonesa Josefina Aldecoa dedicado al Colegio de Santa María de Arbas.
Mientras tanto, esperamos impacientes por el cuarto número de la revista "Arbolio".


A MIS OCHENTA AÑOS ME LEVANTO CADA DÍA PARA IR AL COLEGIO

"Recibo con alegría el encargo de contar mi relación con la enseñanza para los niños (y padres) del Colegio Público Santa María de Arbas, de Villamanín. Digo "con alegría" y no es una forma de empezar a contar, es la constatación de la realidad. Por muchas razones: Porque hablo de Educación, que es mi mundo; porque mis recuerdos me llevan a la infancia, en un pueblo muy cercano al vuestro pues soy de La Robla, y eso siempre es agradable y porque lleváis el nombre de uno de los momumentos más bonitos de nuestra preciosa tierra, la Colegiata de Arbas.

Os empezaré diciendo que os voy a hablar como a compañeros pues me gusta mucho decir que a mis ochenta años me levanto cada mañana para ir al Colegio". No puedo renunciar a la enseñanza, me da vitalidad, me liga a la sociedad y a la sabia nueva. Me estimula el día a día. Me gusta tener la obligación de acudir a las aulas. Tener la oportunidad de relacionarme con los padres y las madres, con el profesorado y con los alumnos.
Y es verdad además que cada día voy al colegio pues ya hace muchos años, en 1959, mi marido y yo fundamos en Madrid un Colegio, que ahora dirige mi hija, y al que acudo todos los días. Su puesta en marcha causó cierto revuelo, porque entre otras cosas que le hacían diferente también era un centro mixto, algo que no era habitual en aquella época. Buscábamos ayudar a los niños y las niñas a crecer dándoles la oportunidad de que se desarrollen al máximo sus capacidades, que suelen ir unidas de sus aficiones. Estos principio, como los muros entre los que se transmiten, se han mantenido firmes hasta nuestros días pues sigo convencida de que la enseñanza no cambia. Las leyes, los proyectos curriculares y los libros pueden hacerlo; el amor a la lectura y a la pintura, el compañerismo, la capacidad de superación y la generosidad son inmutables.

He dicho que no quiero renunciar a la enseñanza. Muchas veces este concepto se confunde con la educación y creo que es un error. La educación la dan los padres. Las normas de conducta, las creencias, los principios y la ética: ahí está todo. Y se educa desde el primer año de la vida del niño. La infancia entera es decisiva, pero no podemos olvidar que ésta empieza desde el nacimiento. La enseñanza por su parte es un apoyo a la educación. Es la transmisión de conocimientos. Pero no puede sustituir, ni aunque quisiera podría hacerlo, la acción de la familia. Ambas se conjugan en procurar felicidad, y entiendo por felicidad la satisfación de aprender a hacer algo que merezca la pena. Me da igual que sea escalar una montaña o hacer un transplante de corazón.

He dado un salto en el tiempo para dejar claros algunos conceptos que me parecen fundamentales, aprovechando que estamos en una revista de un colegio.

Pero viajando a la infancia, a una infancia como la vuestra pero en otros tiempos, os querría hablar de la importancia del maestro y del padre, de la maestra y la madre, como un homenaje a mis antepasados pues yo soy hija y nieta de maestra. Eran otros tiempos, España era entonces un país en el que había mucha gente que no sabía leer ni escribir, que eran analfabetos, lo que hacía que en aquella época la educación se vivía como una especie de mística. Las misiones pedagógicas que iban por los pueblos llevando la cultura a todos los rincones fue un ejemplo significativo del ambiente que se respiraba.

Para que os hagais una idea voy a recuperar un texto en el que yo contaba estas cosas en una novela mía, una de las más conocidas, que se titula "Historia de una maestra", basada, como no podía ser de otra manera, en aquellas maestras que yo conocí en mi infancia en La Robla. es la misma historia que han vivido vuestros abuelos y vuestros antepasados en esos pueblos de Villamanín, Cármenes y toda la montaña de León.

Así contaba como una maestra iba a tomar posesión de su escuela, que así se llamaba ir a dar clase a una escuela en la que ella era la única maestra:

"Eran unos treinta. Me miraban inexpresivos, callados. En la primera fila estaban los pequeños, sentados en el suelo. Detrás, en bancos y pupitres, los medianos. Y al fondo, de pie, los mayores. Treinta niños entre seis y catorce años, indicaba la lista que había encontrado sobre la mesa. Escuela Unitaria Mixta, así rezaba mi destino. Yo les sonreí. "Soy la nueva maestra", dije, como si alguno lo ignorara, como si no hubieran estado el día antes acechando mi llegada".
Así era una escuela. No había ni bancos para todos los niños. Más adelante lo cuento:
"La escuela está vieja y sucia- dije a todos- y la vamos a arreglar. No podemos trabajar en un lugar tan feo. A la salida buscamos cal y una brocha para pintarla. Tampoco podéis sentaros en el suelo. Mañana cada niño traerá una silla y una tablita para apoyar su cuaderno.
(...) Aquel mismo día, cuando la tarde caía y las montañas envolvían en sombras anticipadas el valle, se abrió la puerta de la cocina y allí estaba el alcalde, malhumorado y hosco. Sin quitarse la gorra, sin pasar por la puerta, me señaló con la cachaba y dijo: Aquí no ha venido usted a pintar la escuela. Aquí ha venido usted a tener a los chicos bien enseñados. Así que déjese de pinturas ...".

Os suenan a historias muy lejanas pero son de hace unas décadas, es la historia de vuestros abuelos y ¿sabéis a qué se debe que aparezcan muy lejanas, superadas A la suma de la educación y la enseñanza. Ellas son las únicas que hacen milagros.

Por eso aquellos maestros, la figura del maestro, de la maestra, estaba rodeada de un espíritu vocacional en la que lo único importante y gratificante era ver al alumnado progresar. Su celo para cumplir los deberes, su honradez concienzuda, su amor a la verdad, la dignidad de su carácter y su vocación profesional estaban muy presentes en aquel ideario. En manos de ellas, de ellos, estaba que la sociedad fuera más libre y avanzada. Y lo lograron, aunque después de estos años que retratan estos textos (los años 30 del siglo XX) volvió una época muy difícil para la educación y la enseñanza pues España vivió una Guerra Civil y las guerras son lo contrario de lo que representa la enseñanza. Hemos pasado muchos años de una educación tradicional que se prolongó demasiado tiempo, y España alcanza el siglo XXI a medio camino en su renovación. La gente joven ahora ha vivido otras cosas, aunque quizás falte algo de base cultural y los cambios actuales sean más superficiales que de fondo. A mí lo que más me preocupa es la educación pública, que es la más importante para que el país funcione y mejore. Hay diferencias entre unos centros educativos y otros dependiendo de las personas que los dirigen. Se requiere además un profesorado con una vocación especial. Hay personas que estudian magisterio y verdaderamente no les mueve ningún interés por la enseñanza.

Por eso he querido estar con vosotros, porque sois un colegio público y rural, mis dos pasiones. Os animo a seguir, a luchar, a levantaros cada mañana para ir al colegio, como hago yo, que ya tengo más de ochenta años. "