11.10.12

1

Guiso de chivo al estilo de Blanca

Aunque la fama la tiene Vegacervera, La Tercia y Arbas ha sido, desde siempre, tierra consumidora y criadora de carne de chivo. Una carne incluida en la dieta de sus paisanos desde tiempos remotos y cuya forma de preparación más antigua es en embutido (cecina y longaniza). También se cocina entrecocida, en cocido con legumbres, o guisada, aunque tal vez sea esta última el modo de preparación más moderna.
Otro día dedicaremos una entrada más detallada para hablar sobre esta carne pero ahora, si os parece, vamos con la recetina.

En mi casa siempre hemos comido carne de chivo pero la mayoría de las  veces lo hemos hecho en cocido de garbanzos. Por eso no ha sido hasta hace relativamente poco cuando he probado esta carne en forma de guiso.

Fue en La Pradera (Fontún), de la mano de su cocinera Blanca, y tengo que decir que la carne estaba realmente exquisita.
Desde entonces la cocino frecuentemente de esta forma siguiendo la receta de Blanca pero dándole mi toque personal. A ella le agradezco este descubrimiento culinario y por ello esta receta se la dedico expresamente. Os animo a que la probéis algún día, si es que no lo habéis hecho ya y luego me decís. ¡Vamos allá!!



Ingredientes para dos personas:
- Alrededor de 1/2 kg de carne de chivo curada
- 1/2 cebolla
- 1/4 de pimiento rojo
- 1/4 de pimiento verde
- 1 diente de ajo
- 1 hojita de laurel
- Aceite de oliva virgen extra

Preparación
La noche antes sumergimos la carne de chivo curada en un bol con agua para desalarla, la tenemos unas doce horas. Una vez desalada la ponemos a cocer en una pota con agua aproximadamente una hora y media, cuando la carne esté al dente, es decir un pelín dura aún, la retiramos del fuego. La sacamos del agua y reservamos tanto la carne como el caldo de cocerla.

Aparte, en una cacerola echamos un chorrito de aceite de oliva, picamos la mitad de un diente de ajo y lo doramos. Seguidamente, añadimos la cebolla, el pimiento verde y el pimiento rojo, todo bien picadito en cuadradines y también la hoja de laurel; rehogamos y dejamos que se dore la verdurita unos 3 ó 4 minutos.  Incorporamos entonces la carne de chivo junto con medio vasito del caldo de cocer la carne. Dejamos que cueza todo junto una media hora, hasta que veamos que la carne está cocida. Si vemos que la salsa se seca añadiremos más caldo de la cocción del chivo. Y ¡voilá!! ya tenemos nuestro rico guiso de carne de chivo al estilo de Blanca, que podemos acompañar con unas patatinas fritas y una ensalada.
Como podéis ver es una receta muy, muy fácil, para elaborar en casa sin ningún problema, os animo a ello.

Detalle carne de chivo
En la foto de la derecha os muestro en detalle cómo es la carne de chivo, podéis observar que tiene un color rosado precioso y característico de este tipo de carne. Esto es para que no os den gato por liebre,  que existe algún que otro restaurante en la zona con cierto renombre donde confunden cordero con chivo y no, no es lo mismo.
Apetece darle un ñasco a la pantalla ¿verdad? :)




Hasta aquí esta receta elaborada con un producto tan típico de nuestros valles y que, paradójicamente tan poco tirón gastronómico tiene en los mismos. No entiendo el porqué pues es una carne sabrosísima, ya véis, nosotros casi no hemos dejado ni los huesos ;)

1 comentario:

Anónimo dijo...

¡Qué buena pinta tiene!

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido al Blog La Tercia y Arbas.
Gracias por pasarte por este espacio y contribuir a su desarrollo con tu comentario.

Email: laterciayarbas@gmail.com